San Rafael
Lunes 09 de Julio de 2018

Caso Disparti: los testigos que fueron claves para saber cómo sucedió el hecho

Al menos tres personas vieron el choque y al conductor del auto que atropelló al futbolista y huyó. La Policía investigó más de trece Renault 18 break antes de dar con el indicado, que tenía sangre del fallecido

La investigación judicial por el atropello y muerte de Kevin Josué Disparti (24) está encaminada y Elías Gattás (28) espera en la cárcel el futuro juicio. La clave de este avance fueron las declaraciones de personas que vieron el hecho o que pasaron inmediatamente después, teniendo en cuenta que el responsable del hecho huyó y recién se lo pudo ubicar once días después.

La fiscal Andrea Rossi resumió los principales testimonios en la audiencia de acusación en la que a Gattas se le ratificó la prisión preventiva. Kevin murió tras ser atropellado por el Renault 18 break viejo color azul opaco el 31 de mayo a las 8 de la mañana en Pedro Vargas 3015, a metros de Florida.

Disparti manejaba su moto Zanella 150 cc por Pedro Vargas de sur a norte cuando se llevó por delante al joven Jorge Castro que iba en su bicicleta playera en la misma dirección. El ciclista cayó hacia la banquina y Kevin para el lado del asfalto.

Al momento de pararse, atrás venía el R18 y se produjo la fatal colisión y arrastre. Para la fiscal, Gattás iba "circulando sin la debida atención y cuidado que le exigían las circunstancias del tráfico de la arteria por la que transitaba".

Uno de los testigos presenciales es Jesús Quintana, quien, según lo que declaró en la causa, conducía su Ford F100 por Pedro Vargas y al momento de sobrepasar una motoniveladora de la Municipalidad, lo pasó por al lado Kevin en su moto, sobrepasando a ambos vehículos, más o menos a la altura de Cangallo.

Al transitar unos 200 metros vio que la moto colisionó con una bicicleta, entonces Quintana se orilló en la banquina, detuvo su auto y en ese momento observó que un auto tipo break se llevó por delante al motociclista cuando se reincorporaba, lo arrastró unos metros y se estacionó.

Similar relato hizo el testigo Guillermo Andrés Ríos, para quien el auto venía como a unos 80 kilómetros por hora y que luego de la embestida y arrastre se orilló como a unos 40 metros.

Pero no fueron los únicos, porque la vecina que vive justo enfrente del lugar del hecho se encontraba abriendo el portón cuando vio primero el choque de la moto con la bici y luego la embestida con un posterior arrastre de unos 20 metros, según calculó.

Los testigos coincidieron que Gattás se bajó, miró lo que había pasado y cuando alguien lo increpó diciéndole: "¿por qué lo atropellaste?, respondió que "yo no lo atropellé, sólo lo pasé por el costado".

Tras esto, el conductor se fue del lugar pero la mayoría no se percató en el momento porque estaban prestándole atención a los dos heridos.

En las primeras horas se habló de un Renault 18 break color rojo pero la confusión se debió a que en una parte estaba despintando y oxidado. Según reveló la fiscal, se investigaron más de trece autos de este tipo antes de dar con el de Gattás, que lo encontraron oculto en barrio El Molino y presentaba restos de telgopor de casco y manchas de sangre, cuyo análisis posterior de ADN confirmó que eran de Disparti.

Palabra del acusado

Elías Gattás pidió disculpas e intentó justificar su huida en la audiencia judicial

"Fue un accidente, sucedió todo muy rápido, pido disculpas, sé que al hijo (de Luis Disparti) no se lo voy a devolver ni yo ni nadie. Me siento culpable, también me duele porque lo conocí, muy poco, pero lo conocía. Hui del lugar por miedo, tengo familia y la peleo día a día, son muchas cosas que me pasaron en el momento, por eso hui del lugar".

Comentarios