San Rafael
Domingo 11 de Febrero de 2018

Caso Garavaglia: "Mi padre murió sin saber qué fue de su hijo"

Raúl Tato Garavaglia habló de la reciente muerte de su papá Oscar y del eterno reclamo de justicia para saber qué pasó con su hermano, desaparecido en 1979 en El Nihuil

Oscar Raúl Garavaglia se fue de esta vida a los 86 años, de los cuales 39 se los pasó pidiendo justicia por la misteriosa desaparición de su hijo.

Incluso en los últimos meses tuvo un pedido desesperado a su hijo Tato: ir a Córdoba a ver al único de los que estuvieron en esa supuesta cacería de piches para rogarle que diga qué pasó con Oscarcito. Sin rencores, sólo para saber.

Por una afección cardíaca Oscar falleció el 7 de febrero.

Tato Garavaglia, su hijo, contó lo sucedido y las sensaciones familiares respecto a la famosa desaparición de Oscar Garavaglia el 12 de enero de 1979.

"Perdió a mi hermano a los 47 años, casi la mitad de su vida vivió con esta incertidumbre. Con la necesidad de saber realmente qué fue del caso de mi hermano. Hasta los últimos días de su vida no guardó rencor ni odio hacia nadie a pesar de haber sufrido todo tipo de humillaciones, me refiero a la justicia, que tuvo un rol pasivo en el caso de mi hermano".

Añadió que "en lo que nosotros aportamos no se actuó como debía, quizás algunos jueces que estuvieron en el caso no estuvieron a la altura de la circunstancia".

Raúl Garavaglia, que tenía 13 cuando su hermano no regresó más, dijo que "los últimos meses nos pedía a nosotros de tener la posibilidad que la última persona que está viva y estuvo en esa situación nos pudiera decir dónde está mi hermano. Desde el primer momento no creíamos en esa pérdida que se inventó; la hipótesis que nosotros sacamos es que mi hermano ni siquiera llegó a conocer ese lugar vivo".

Oscar fue a El Nihuil a pasar unos días de campo con los amigos, de entre 17 y 18 años. Eran Daniel Vidalled, Alfredo Alonso Decarre, Horacio Nardoni y Julio Pérez Sierra. Con ellos había un mayor, Atanasio Pérez Confetti, padre de Sierra.

El 12 de enero supuestamente salieron a cazar piches en la zona de Trintrica y Oscar no volvió más. El único que sigue vivo es Vidalled.

Tato aseguró que el caso puede estar cerrado para la justicia (que no hubo en este caso), "pero para la comunidad de San Rafael y la familia no va estar cerrado nunca".

En un principio el juez fue Carlos Bernaldo de Quirós y en la década de 1990 José Luis Martino, y pese a que éste ordenó dos detenciones pronto todo volvió a quedar como antes: en nada.

"Mi padre y mi madre la incertidumbre la han llevado casi 40 años y tristemente mi padre se fue con ese dolor. Quiera Dios que ahora pueda disfrutar de mi hermano lo que no pudo disfrutar en esta vida", manifestó Tato, que luego se quebró al imaginar el abrazo entre su padre y su hermano: "Mi padre y mi madre sufrieron mucho".

oscar garavaglia.jpg

Comentarios