San Rafael
Miércoles 20 de Febrero de 2019

Con un moderno equipo comenzaron a analizar las muestras extraídas de "El Indígeno"

Permitirá conocer en menor tiempo y con mayor precisión la composición de los materiales para determinar sus orígenes y a su vez inferir los traslados de las poblaciones de la zona. Fotos.

En el Centro Tecnológico de Desarrollo Regional que la UTN posee en Los Reyunos comenzaron a analizar las muestras extraídas de "El Indígeno", el sitio arqueológico situado a 3500 metros de altura de 1500 años de antigüedad visitado recientemente por un grupo de investigadores.

El análisis se realiza con un "equipo portátil de fluorescencia de rayos X" aportado por la Universidad de Nevada, que participa en la investigación con dos de sus arqueólogos.

Esta moderna tecnología analiza en menor tiempo la composición de los materiales, acelerando un trabajo que antaño demandaba años. En este caso empezaron con el estudio de las muestras de obsidiana, una roca de origen volcánico.

María Laura Salgán, arqueóloga del ICES (Centro Internacional de Ciencias de la Tierra) de Malargüe, explicó a Canal 6 que el equipo brinda la concentración geoquímica de cada mineral que compone una roca, como si fuera un estudio de ADN. "En particular nosotros estamos analizando el vidrio volcánico u obsidiana, que es un material amorfo que está solamente en los volcanes. Cada obsidiana en particular de un volcán tiene una señal geoquímica diferente a otro volcán".

Esta información permitirá inferir los desplazamientos que hacían los grupos humanos de la región para, por ejemplo, buscar la roca de mejor calidad. "Para hacer una punta de flecha el vidrio volcánico es muy bueno, entonces si un cazador necesitaba reponer sus herramientas lo hacía con esta materia prima".

Salgán indicó que por estudios previos se conocen cinco fuentes de obsidianas que eran utilizadas por las poblaciones antiguas en el Sur mendocino: en las inmediaciones del volcán Peteroa, cerca de la Laguna del Maule, en el cerro El Nevado, cerca del río Grande y una quinta ubicación desconocida.

La investigadora cree que una parte de las rocas extraídas en esta expedición a "El Indígeno" provienen del Peteroa y otra de esa fuente desconocida que no conocen su ubicación, pero sospechan dónde se encuentra. Con estos análisis esperan confirmar la hipótesis.

"Una de las cosas que nos llama la atención –añadió Salgán- es que la gente prefería las rocas de la cordillera que las de planicie". Se espera que con estos estudios también se pueda desentrañar esa preferencia.

Investigadores de Estados Unidos

Christopher Morgan y David Harvey son arqueólogos de la Universidad de Nevada que participaron en la reciente expedición a "El Indígeno" y colaboran en la investigación en marcha. Es su segunda vez en San Rafael, anteriormente estuvieron en 2013.

Estudian sitios arqueológicos de gran altura y han detectado similitudes con los hallados en Estados Unidos.

>>>Confirmaron que el sitio arqueológico "El Indígeno" es más grande de lo que se creía

Morgan enumeró que en ambos países los sitios arqueológicos estudiados están a más de 3 mil metros, las construcciones son circulares con pircas, tienen gran cantidad de depósitos de sedimentos con materiales y el tipo de alimentación también era similar.

Harvey explicó que, pese a la enorme distancia que separa ambos lugares, las similitudes se explican en que se tratan de adaptaciones humanas en contextos similares, ya que subían a las zonas altas en verano y bajaban a la planicie en invierno, y "aprovechaban los recursos que tenían a mano de la misma manera porque el contexto ambiental es similar".

Comentarios