San Rafael
Miércoles 03 de Octubre de 2018

Creció más de un 30% la asistencia al merendero de Cáritas local

En el pasado se ofrecía a los niños y ahora se acercaron adolescentes y ancianos. Abre entre las 15.30 y las 16 y para varios es la última comida del día.

El merendero que funciona en la sede de Cáritas Diocesana ubicada en Paula Albarracín de Sarmiento 1288 ofrece para varias personas la última comida del día y en los últimos meses creció la demanda en el merendero que pasó de 80 a 90 personas por día a más de 120.

Así lo confirmó su directora Elvira Fuentes que en diálogo con Canal 6 confirmó que "hubo un incremento de personas que asisten diariamente al merendero que abre sus puertas a partir de las 15.30".
En el pasado solo se acercaban niños y madres pero esa realidad se modificó y aumentó la presencia de jóvenes adolescentes y ancianos que buscan un plato de comida.
"Nosotros ofrecemos una tasa de leche que se puede repetir, una tortita, bizcochuelo que hacen las voluntarias y en algunas ocasiones pizza" y agregó que "para varios esta es la última comida del día".
Un ejemplo es el de varios jóvenes que suelen ir al merendero antes de hacer deporte en el club Constitución. Cuando terminan de jugar vuelven a la sede de Cáritas y se toman la última tasa de leche.
En este escenario, la directora señaló que "tenemos una gran demanda de alimentos y de gente que viene a pedir trabajo o para que lo ayudemos a conseguirlo" y añadió que "acá no tenemos un banco de alimentos solo se brinda en las parroquias donde funciona Cáritas".
En ese contexto informó que "hemos realizado ayudas puntuales como la que solicitó Cáritas de El Nihuil por la fuerte demanda de alimentos que hubo en la zona.- Hicimos una colecta entre la red de parroquias y conseguimos la ayuda que nos pedían".
Lo cierto es que la realidad económica se refleja todos los días en esta institución. Además de los alimentos la gente busca frazadas, colchones o cualquier otro elemento para satisfacer la necesidad que tienen.
"Nosotros lamentamos no poder ayudarlos con comida pero cuando hay una necesidad puntual los derivamos a las parroquias", dijo Elvira y agregó que "quien quiera ayudarnos se puede acercar a la sede con un alimento no perecedero".
Cáritas no solo posee un merendero para ayudar también tiene una serie de programas solidarios como alfabetización primaria, ciudadanía y equidad, nutrición, enseñanza de panadería y artesanías, primera infancia y ayuda inmediata.
"Este último fue aplicado hace unas semanas en Rama Caída donde se ayudó a una familia con extremas necesidades",dijo Elvira.

Comentarios