Vanesa Aspitia
Viernes 20 de Abril de 2018

Doce años de prisión a Jesús Navarro por haber intentado matar a golpes a Vanesa Aspitia

Fue condenado a 12 años de prisión en un juicio abreviado en la que admitió haber golpeado ferozmente contra el asfalto la cabeza de su ex pareja en noviembre del año pasado en avenida Mitre.

Jesús Navarro fue condenado a 12 años de prisión por haber intentado matar a golpes a su ex pareja Vanesa Aspitia el 7 de noviembre de 2017 en avenida Mitre, frente a la cárcel.

La condena fue impuesta este viernes a la mañana en un juicio abreviado por el juez Jorge Yapur, de la Segunda Cámara del Crimen, que lo consideró autor de los delitos de "homicidio agravado en grado de tentativa" y "Desobediencia a una orden judicial", ya que tenía prohibido acercarse a menos de 200 metros de Vanesa y mantener comunicación telefónica o de otro tipo.

Se llegó a un juicio abreviado luego de un acuerdo entre la defensora oficial Daniela García y el fiscal de violencia de género Mauricio Romano, que pactaron una pena de 12 años de prisión. Además fue necesaria la confesión del acusado, que frente al juez admitió los hechos que se le atribuyeron, un requisito fundamental en estos casos.

El acusado aceptó esta modalidad de juicio debido a que las pruebas y los numerosos testimonios en su contra lo comprometen y en un debate oral común lo llevaban a una condena segura y de mayor magnitud.

Además, el magistrado le unificó una condena anterior y dictó una pena definitiva de 12 años y 9 meses de prisión de cumplimiento efectivo.

Es que el 5 de octubre de 2017, dos meses antes del brutal ataque, Jesús Navarro había sido condenado por el Primer Juzgado de Garantías a dos años de prisión en cumplimiento condicional (no iba a la cárcel bajo condición de "portarse bien") por los delitos de "amenazas con armas, amenazas simples, amenazas coactivas y violación de domicilio".

Traducido al lenguaje llano, había amenazado en reiteradas veces y de diferentes formas a Vanesa Aspitia.

Esto no detuvo la obsesión violenta de Navarro y siguió asediándola con comunicaciones telefónicas y mensajes de Whatsapp hasta que en la noche lluviosa del 7 de noviembre de 2017 alrededor de las 20.30 interceptó a Vanesa en avenida Mitre, la acompañó un par de cuadras y a unos 100 metros de la cárcel la arrinconó contra las rejas de una vivienda.

Allí la golpeó con fuerza y le hizo perder el conocimiento, luego la tomó de la cabeza y a la rastra la llevó hasta al bulevar, donde la tiró al suelo, tomó su cabeza y la golpeó reiteradas veces contra el asfalto.

Dos jóvenes intervinieron y a patadas y con golpes de puño separaron al agresor, que quedó tendido a un metro del cuerpo de Vanesa.

Ambos fueron internados, luego Navarro pasó a la cárcel y Vanesa inició una larga rehabilitación que aún no termina, ya que ha quedado con secuelas físicas y psicológicas.

Vanesa Aspitió sufre amnesia, mareos, pérdidas de audición y otras secuelas (foto archivo)

Vanesa Aspitia - víctima de violencia de género (1).jpg

Comentarios