Verbo Encarnado
Lunes 17 de Diciembre de 2018

Duchas heladas y golpes: los castigos a los que eran sometidos los chicos de los hogares

Vanina Barone, directora de la Dinaf, narró las denuncias que hicieron los menores de edad que fueron retirados de los hogares del Verbo Encarnado.

La directora de la DINAF, Vanina Barone, manifestó que los chicos de los hogares que estaban a cargo del Verbo Encarnado y fueron quitados, recibían violencia física. Tiradas de pelo, zamarrones, tirones de orejas o duchas de agua fría son los castigos que les aplicaban por cualquier situación, como no hacer caso, no querer comer o dormir.
"Son chicos que obviamente traen una problemática. Las situaciones en que se daban los castigos no eran que rompieron un vidrio o hicieron algo grave; hechos que, de todos modos tampoco justificarían la violencia", manifestó.
Según la funcionaria, se trata de agresiones que no dejan marcas o lesiones como para poder corroborarlas, pero que sí se pudieron confirmar en los relatos de los menores que estaban bajo el cuidado de la orden religiosa.
"No está permitido ni amparado por la ley. Menos en chicos que no son hijos tuyos, y aún menos en quienes han pasado por situación de vulneración", aseveró Barone.
Puntualizó que fueron castigos sostenidos en el tiempo, por lo que constituyen violencia crónica con daños psicológicos.
El procedimiento
La escucha activa es rutina para la Dirección de niñez, adolescencia y familia. En los hogares propios hay un equipo técnico que asiste una vez a la semana y habla con cada uno de los chicos. En el caso de los hogares con convenio, las instituciones tienen su equipo técnico pero independientemente de eso, la DINAF va con su personal una vez al año.
"Allí se habla con cada uno. Se les pregunta cómo están, cómo se sienten, si ven a su familia, si han avanzado en sus cosas", detalló.
Especificó que son cinco hogares los que tiene el Verbo Encarnado en San Rafael. En uno de ellos hicieron escucha activa con 16 chicos, que dijeron exactamente lo mismo y hablaron del mismo tipo de castigo.
Desde DINAF realizaron la denuncia penal, y ahora será la Justicia la que debe averiguar si los hechos fueron reales o no, y si son punibles o no.
"Frente a la presunción, debemos actuar", afirmó Barone.

Fuente: Diario UNO de Mendoza