San Rafael
Jueves 12 de Julio de 2018

Dueño del remis robado: "No encuentro explicación al robo, pudo ser una tragedia"

El propietario del remis es una de las principales víctimas junto al chofer del vehículo que sufrió daños importantes y quedó fuera de circulación.

Un descuido del conductor del remis 8-022 provocó el robo del vehículo y una persecución que de milagro no terminó en una tragedia en el departamento.

Es que el ladrón aprovechó que el chofer dejó las llaves puestas cuando se bajó en uno kiosco a comprar unos remedios. Allí, en la calle San Juan 445, subió al Renault Logan gris oscuro y simplemente se lo llevó.
"Me enteré enseguida del robo. Me avisaron desde la base que un desconocido se lo había llevado", recordó Alberto Luna, el dueño del remis cuyo permiso está vigente desde hace siete años.
Apenas ocurrió el robo, una llamada a la base de monitoreo del GPS ubicó al auto en la ciudad. "A pesar de la demora en las imágenes comenzamos a hacer el rastreo y comprobamos que circulaba a más de 80 kilómetros e incluso en contramano", dijo Alberto.
Y agregó a UNO San Rafael que "esto pudo ser una tragedia porque era de noche y a la hora en la que la gente sale de trabajar·".
En este escenario, Alberto señaló con angustia que "no le encuentro explicación al robo. Mis compañeros que lo siguieron hasta Salto de las Rosas me dijeron que al ladrón se lo veía alterado".
Alberto reconoció que no tuvo contacto con el joven de 28 años, que no tiene antecedentes y que usa anteojos de graduación. "Me subí a mi auto particular para participar de la búsqueda pero llegué tarde al lugar donde lo atraparon".
Lo cierto es que en el recorrido, el ladrón hizo múltiples infracciones e incluso chocó contra un móvil policial que intentó detenerlo al ingreso del barrio El Molino. El choque provocó severos daños en la puerta trasera izquierda del remis, por lo que permanecerá parado durante varios días.
"Nosotros trabajamos el día a día, mi chofer está angustiado al igual que mi familia, pero bueno habrá que arreglar las chapas y volver a trabajar. El daño ya está hecho", mencionó Alberto.
Añadió que "por suerte no hubo daños a terceros porque durante la persecución podría haber pasado cualquier cosa",
También se refirió a sus compañeros de trabajo que se sumaron a la persecución que finalizó en la zona de Los Sifones. Al respecto señaló que "los entiendo, nosostros somos todos laburantes, si le roban a mi vecino yo lo voy a ayudar. No son tiempos para descuidarse".
Angustiado por lo sucedido ahora buscará presupuestos para arreglar su auto. "Ahora será la Justicia la que tenga la última palabra", afirmó con la cabeza gacha.

Comentarios