Florencia Peralta
Lunes 16 de Abril de 2018

El africano que tuvo el teléfono de Florencia Peralta pide su libertad

La solicitud del Gassimou Barry se analizará en una audiencia oral reprogramada para este martes a media mañana. Actualmente cumple prisión domiciliaria como segundo acusado en la causa por el homicidio de la joven policía

Este martes a las 10.30 se realizará una audiencia oral para analizar el pedido de libertad presentado por la defensa de Gassimou Barry en la causa que se investiga el homicidio de Florencia Peralta, la mujer policía asesinada en su casa de calle Barcala 1452 el 13 de setiembre de 2016.

El hombre oriundo de la República de Guinea cumple prisión domiciliaria y pesa sobre él una doble imputación alternativa de "homicidio agravado" y de "encubrimiento agravado" por haber tenido en su poder el teléfono celular de la víctima.

Su defensa ha pedido que le revoquen la prisión preventiva y la imputación de homicidio agravado, y que le cambien la segunda acusación por "encubrimiento simple".

Sergio Altamiranda, abogado que representa a la familia Peralta, adelantó que pedirá que la situación legal se mantenga como hasta ahora.

La palabra final la tendrá el juez de garantías Pablo Peñasco, que encabezará la audiencia oral que inicialmente estaba prevista para este lunes a las 9.30, pero que se pospuso para el martes a la hora señalada.

Versión del acusado

El africano detenido en Rosario en agosto de 2017, luego de que se detectara a través de las antenas celulares que había tenido en su poder el teléfono que fue de Florencia Peralta, sostiene que encontró el aparato tirado en una acequia de calle Pellegrini, en la zona de la Catedral, el día siguiente al crimen.

Asegura que le colocó un nuevo chip en la terminal de San Rafael, se volvió a su lugar de residencia en el norte de Mendoza (luego de hacer venta ambulante), se lo quiso regalar a su novia pero como se lo rechazó, lo terminó vendiendo a los pocos días.

Una vez que Barry fue detenido y trasladado a San Rafael, primero estuvo alojado en un calabozo de la Comisaría 32 y luego en la Cárcel, hasta que en setiembre del año pasado se lo benefició con la prisión domiciliaria, que cumple en una casa del abogado Guillermo Rubio con el monitoreo de una pulsera electrónica.

En esta causa el principal acusado es Damián Ortega, ex pareja de Florencia, que inicialmente fue acusado de matar a la joven, pero con la aparición del guineano el caso se tornó más complejo.

Una vez que se resuelva la situación de Barry y se incorporen pruebas en desarrollo, recién se podrá hacer el juicio correspondiente.

Florencia Peralta.jpg

Comentarios