San Rafael
Jueves 10 de Enero de 2019

El cura que no habría auxiliado a su presunta amante declarará este viernes en Tribunales

Aparentemente tenía un romance con una docente que murió por un coma diabético. Su cuerpo fue encontrado desnudo en su casa el 29 de octubre.

Un sacerdote es investigado como sospechoso de haberse negado a dar auxilio a una mujer que finalmente falleció. El hecho ocurrió en octubre pero el testimonio de una amiga de la mujer reactivó la causa al involucrarlo en una relación sentimental con la víctima.

La Justicia de San Rafael quiere saber si el sacerdote omitió prestarle auxilio a una mujer que murió como consecuencia de la diabetes y el lupus que padecía. La sospecha es que el cura Carlos Scarlata prescindió de ayudar a la docente Valeria Cornejo a raíz de que mantenían una relación sentimental y habría optado por mantener oculta dicha situación, explicó el Diario San Rafael.

Hasta ahora el cura no está imputado, sino sospechado de una acción que encuadra en un delito establecido en el Código Penal. De no ofrecer una coartada sólida, quedaría formalmente acusado.

Según el expediente judicial, Cornejo fue hallada sin vida el 29 de octubre del año pasado. El cuerpo estaba en estado de descomposición y fue encontrada por agentes policiales luego de que el padre denunciara que no sabía nada de ella desde hacía días.

Según la necropsia, la mujer sufrió una hipoglucemia, consecuencia de la diabetes tipo 1 que padecía que provocó su fallecimiento.

Hasta ese momento, todo indicaba muerte natural pero una amiga de la mujer dio a conocer la relación con Scarlata y señaló que el sacerdote se había visto con la mujer días antes del hallazgo.Es que la mujer le dijo a su familia que iba a estar ausente por unos días y ese sería el momento en el que se iba a encontrar con el sacerdote.

La mujer aseguró que el cura el 18 de octubre advirtió como la joven se descompensó por sus patologías y que no le avisó a nadie, sino que se retiró de la vivienda. Días después contactó a la amiga cuando se enteró del fallecimiento de la mujer y le pidió reserva y el celular de la fallecida para no trascendiera la relación que mantenían ambos.

Según la amiga, en esa comunicación, el cura dedujo que Valeria pudo haber sido víctima de un "coma diabético".
Ante esta revelación, la amiga de la víctima lo narró en tribunales y aseguró que el sacerdote no la auxilió para evitar que trascendiera la relación.

Por ahora la conducta de Scarlata no encuadra en un "abandono de persona agravado por la muerte de la víctima", sino que se considera una "omisión de auxilio" que conlleva una multa de dinero.

Sin embargo el fiscal también secuestró el teléfono celular de la docente y está a la espera del informe pericial. En principio se cree que sería muy difícil probar el abandono de persona agravado.que implica una condena cercana a los 15 años de prisión.

En este contexto, el sacerdote estuvo este jueves en Tribunales y se le secuestró el teléfono celular que será periciado por Delitos Tecnológicos.


Un sacerdote conocido

El nombre del sacerdote Carlos Scarlata, nacido en San Martín y formado en San Rafael, se hizo conocido en mayo de 2016, cuando oficiaba misas en una parroquia de la localidad bonaerense de Lima. En ese entonces, en la puerta del edificio religioso, colocó un insólito afiche donde les indicaba a las mujeres que acudieran a misa cómo vestirse y diferenciaba "la vestimenta no permitida dentro del templo" (minifalda, ropa ajustada, calzas, escotes, shorts) con "vestimenta cristiana femenina" (ropa suelta, sin escotes con mangas, falda debajo de la rodilla).

Comentarios