San Rafael
Jueves 28 de Febrero de 2019

"El fondo anticíclico va a ayudar a la industria vitivinícola", dijo Pablo Asens

Para el bodeguero y miembro de la COVIAR la ley le va a dar tranquilidad al sector en épocas de crisis como la de esta temporada. "Los resultados se verán al corto y mediano plazo", afirmó.

El bodeguero y miembro de la COVIAR, Pablo Asens, le dio la bienvenida a la ley que creó el fondo anticíclico para la vitivinicultura y señaló que "nos da mayor previsibilidad para tomar decisiones en épocas de crisis como las que estamos atravesando".

Según el empresario, la medida abarca a toda la cadena de producción en ciclos de inestabilidad que este año se dieron por el sobre stock de excedentes vínicos, precios bajos para la uva y la caída en las ventas.
Para combatir este peligroso combo que afecta a esta economía regional, Asens afirmó que "la ley está direccionada y habilita la compra de uva para mosto, ayuda al exportador de vino a granel con la entrega de un bono para el pago de impuestos provinciales, atiende a los productores con 120 millones de pesos y además deja abierta la posibilidad de utilizar fondos para promocionar el consumo de los vinos".
"En años complicados como este, dijo Asens, tener estas herramientas evita que se tomen medidas coyunturales y desesperadas como ocurría en el pasado. Esta ley le va a dar previsibilidad al sector en épocas de crisis" y agregó que "si la hubiéramos tenido antes quizás en diciembre se habrían tomado decisiones para paliar la crisis actual".
Lo cierto es que a corto plazo ya se van a obtener buenos resultados porque la ley habilita al gobierno a comprar uva para mosto. "Son 300 millones los destinados para esta operatoria que va a ayudar al productor a colocar uva criolla o de cereza, a las bodegas que lo van a elaborar y al gobierno porque habrá una rápida comercialización de este producto que está pasando por un buen momento".
En cuanto al mosto en San Rafael, explicó que "esta zona no es adecuada para su elaboración por tres factores, el primero está ligado a que no hay bodegas tecnificadas para su elaboración, por eso no hubo ofertas de compra, la uva por una cuestión climática no tiene el nivel de azúcar requerido para hacer mosto y en San Rafael hubo mucha reconversión de viñedos y la presencia de esta uva se redujo al 28% de la producción".
En el mediano plazo, aventuró Asens, será beneficioso para los elaboradores de vino a granel por los beneficios que obtendrán en el esquema impositivo con la obtención de un bono para el pago de impuestos, que tendrá un vencimiento de dos años".
Y en el largo plazo explicó que "si se aplican los fondos para la promoción del consumo del vino también vamos a recoger esos frutos"

Comentarios