San Rafael
Lunes 29 de Octubre de 2018

En barrios vulnerables es alta la deserción en el secundario

Así lo demuestran las encuestas que se realizan en el Centro de Acceso a la Justicia. El 90% de las personas entre 20 y 45 años no han terminado ese ciclo de estudios

En los últimos meses ha crecido la atención y consultas en el Centro de Acceso a la Justicia que funciona en calle Comodoro Pi 220, que tiene como objetivo contener y facilitar respuestas a los sectores más vulnerables de la sociedad.

La oficina que depende del Ministerio de Justicia nacional atiende varias problemáticas que van desde asesorar a las personas para acelerar un trámite hasta cuestiones judiciales cómo disputas entre vecinos, violencia de género e intrafamiliar o abusos sexuales, entre otros temas.

En este contexto, un dato que no pasó desapercibido es que el 90% de los que consultan o necesitan asesoramiento no tienen el secundario terminado y un 50% apenas si finalizó el primario.

Por mes se atienden entre 600 y 700 personas que se acercan a esta oficina o a los operativos que se realizan en distritos y en los barrios El Molino, la Isla del Río Diamante y en el barrio El Sosneado.

"Somos una puerta para las personas que no saben cómo iniciar un trámite, pedir un turno o solicitar un programa nacional ", dijo el coordinador de la oficina, Franco Ambrosini, y agregó que "desde que asumí en junio esta coordinación hemos crecido en consultas".

El objetivo de esta repartición pública que depende de la Nación es estar cerca de las personas más vulnerables y ser una puerta de acceso a beneficios que muchos desconocen.

Las causas de deserción escolar están relacionadas con factores económicos y faltas de expectativas para estudiar y forjar un futuro mejor.

La falta de educación en ese sentido es una de las respuestas a muchas preguntas que hacen las personas que se acercan a este Centro. "El 50% de las temáticas se relacionan con consultas por programas sociales, trámites en Anses y/o beneficios que el Estado puede aportar", dijo Ambrosini, y añadió que "otro 30% en cambio es por cuestiones legales relacionadas con sucesiones, problemas con vecinos que se pueden mediar, violencia de género e intrafamiliar y abusos sexuales".

En ese sentido, para ayudar a la persona existe un equipo multidisciplinario compuesto por un psicólogo, un trabajador social, dos abogados y personal administrativo.

"A quienes no pueden acceder a un servicio de Justicia le ofrecemos abogados gratuitos", informó el coordinador, y agregó que "primero se hace una encuesta socio ambiental y luego, por un convenio que se firmó con el Colegio de Abogados, se le asigna un profesional".

Comentarios