San Rafael
Lunes 10 de Diciembre de 2018

En San Rafael han detectado un 35% de niños con problemas de obesidad

Es la primera estimación del relevamiento que se realiza en los centros de salud. Buscan cambiar hábitos para prevenirla

La obesidad es una enfermedad que afecta cada vez más a los niños. En San Rafael se tienen las primeras estimaciones a través del Programa Provincial de Obesidad, aunque las estadísticas completas se tendrán en poco tiempo, cuando el plan cumpla su primer año en marcha.

"Es alto el porcentaje de obesidad que estamos viendo, está por arriba del 35% en niños", señaló Germán Freidemberg, deportólogo y jefe del programa que releva datos en los centros de salud del departamento.

El especialista explicó que esto se deriva de "una combinación de sedentarismo, falta de actividad física y malos hábitos alimenticios" y consideró que "el problema no es tanto económico, porque en los consultorios vemos a los niños con gaseosas, sanguchitos o chizitos y esas cosas no son baratas. Con ese valor se puede comprar, por ejemplo, verduras. El tema está en la educación".

Reveló que "en general en todos los centros de salud se detecta bastante porcentaje de obesidad", pero en algunos lugares se nota más. "Por ejemplo, en Villa Atuel es altísimo, hay días que el 100% (de los pacientes atendidos) son obesos".

Esto puede derivar en afecciones serias de salud. "Hoy estamos viendo síndrome metabólico, diabetes, hipotiroidismo, dislipemia, que son alteraciones del colesterol o triglicéridos, a una edad muy temprana, hablamos de 5 u 8 años", advirtió Freidemberg.

Para prevenir el problema "trabajamos en la corrección de hábitos alimentarios, no es que vamos con una dieta súper estricta que el chico la padece y no puede estar tranquilo ni en la escuela ni en la casa y se siente excluido", explicó la licenciada en nutrición Verónica Lesjak, integrante de este programa en el Área Sanitaria San Rafael.

Para ello se solicita "la colaboración de los padres para que los chicos puedan mantener el peso o bajar de a poquito, que no sea traumático y aprendan a tener una buena alimentación. Y empezar con actividad física, porque en la actualidad tenemos el problema que los niños son bastante sedentarios, están mucho tiempo con los celulares y pantallas. Quizás hacen una hora de actividad física en la escuela y nada más, y en las vacaciones poco y nada".

La nutricionista alertó sobre el alto consumo de azúcares y ejemplificó que una gaseosa de medio litro tiene entre 62 y 55 gramos por botellita. "Nosotros no podemos superar el 10% de nuestra ingesta en azúcares, hablamos de unos 50 gramos o menos en el día y en Argentina estamos triplicando ese valor".

Por eso recomendó alternativas naturales como "aguas frutales, que se preparan con una naranja cortada en rodajas en un litro de agua con un poquito de azúcar o edulcorante" y "licuados, que les gusta a los chicos, y es una forma de incorporar frutas, gelatinas con pedacitos de frutas, postrecitos y jugos verdes".

Comentarios