San Rafael
Lunes 09 de Julio de 2018

Escuela Burgos: "La celadora no ingirió raticida" y "todo fue un invento", según la DGE

Lo aseguraron autoridades de la DGE al presentar las conclusiones de los estudios forense y bromatológico ante un grupo de padres. Quieren dar por concluido el revuelo que estalló el lunes de la semana pasada.

No ingirió raticida la celadora que denunció haber sufrido intoxicación con ese veneno al comer una milanesa elaborada en la escuela Amador Burgos de Capitán Montoya. Es la afirmación que hicieron autoridades de la DGE al presentar las conclusiones de los estudios forense y bromatológico en una reunión con un grupo de padres, a los que intentaron llevar calma luego del revuelo generado la semana pasada.

Todo comenzó el miércoles 27 de junio cuando la celadora Eugenia Crespo refirió calambres y descompostura tras comer una porción de milanesa en la escuela y quedó internada fuera de peligro en el hospital Schestakow. Esto disparó una denuncia policial y se abrió una causa judicial.

A través de comentarios en redes sociales esta situación llegó a oídos de los padres, que el lunes 2 de julio se presentaron en la escuela a exigir respuestas a las autoridades.

Finalmente esas respuestas llegaron el viernes pasado con las conclusiones de los estudios del Cuerpo Médico Forense y el análisis a los alimentos realizado por el Área Municipal de Bromatología.

"Ella no sufrió ningún tipo de intoxicación por raticida, podrá haber tenido algún problema de otra índole que nada tiene que ver con la comida que ingirió. Y esa comida (las milanesas) también la ingirieron otras tres celadoras que no tuvieron el más mínimo problema", aseguró Walter Abaurre, abogado de la Dirección General de Escuelas, que tuvo acceso al informe forense.

Dijo que lo encontrado por la mujer es una "perlita" o "pastillita" de raticida, del tamaño de un grano de sal, que estaba en un tacho de basura, que "no hubiera tenido ninguna consecuencia si hubiera estado en los alimentos, pero estaba en un tacho de basura".

Además, según añadió Nancy Aguirre, supervisora de la Sección 48, "el informe de Bromatología que tenemos en mano dice que en grandes cantidades el efecto no es inmediato. Es decir que si supuestamente consumió (el raticida en la milanesa), no se hubiese descompuesto inmediatamente porque, lo explicaban especialistas, el efecto demora 72 horas".

Recordó que los raticidas vienen con efecto retardado para afectar la mayor cantidad posible de roedores y por lo tanto "en la especie humana no es inmediato".

Sospechan intencionalidad

El abogado se mostró duro y deslizó segundas intenciones en la denuncia: "Esa persona está en perfecto estado de salud y no sabemos cuál ha sido la intencionalidad de todo esto que se armó"

Dijo que esperarán que termine la causa judicial, pero a su vez la DGE abrirá "una investigación administrativa para determinar las consecuencias de todo esto, que ha sido un invento conforme a las pruebas que tenemos".

Abaurre concluyó diciendo que "estamos intentando recomponer la confianza de los padres hacia la comunidad educativa y de los niños hacia lo que están comiendo" y afirmó que "ningún chico estuvo en riesgo en su salud por la comida que recibieron en la escuela, según conforme a esos dos estudios".

Las autoridades se reunieron con los padres el viernes a la tarde

Reunión de padre escuela Burgos - supuesta intoxicación (2).jpg

Padres en alerta por una celadora envenenada con una milanesa preparada en una escuela

Comentarios