España
Domingo 27 de Mayo de 2018

Historia: El Cabildo del 25, mitos y verdades

La historiadora detalla los movimientos de ese día que dio origen a nuestro país. ¿Hubo lluvia o sol? ¿French y Beruti repartieron escarapelas? ¿La nueva junta estaba con el rey? Las respuestas en la nota

La gente se retiró del Cabildo Abierto con la certeza de que la votación iba a dar como resultado que el Virrey cesara en el mando, pero el día 23 a última hora dieron a conocer la formación de una nueva Junta presidida por el virrey Cisneros, acompañado por dos españoles (Incháurregui y Sola) y dos criollos (Saavedra y Castelli). Esto no era lo que el pueblo quería y al día siguiente estos presentaron su renuncia.

El día 25 amaneció nublado, lluvioso y frío. El sol del 25 no asomó por la mañana. Los cabildantes habían estado reunidos casi toda la noche a puertas cerradas y por la mañana el pueblo golpeó las puertas al grito de "El pueblo quiere saber de qué se trata". Cuando salió el síndico Leiva y preguntó qué querían, French que estaba con la Legión Infernal, le contestó: "Queremos nuevo gobierno". Leiva pidió que presentaran una lista y éste inmediatamente se la pasó, donde figuraban nueve personas, en su mayoría criollos, firmada por varias personas y French: "Por mí y los 600", refiriéndose a la Legión.

El pueblo había estado presente desde las primeras horas, pero por la lluvia se había refugiado en la recova del Cabildo y zonas aledañas. Cuando Leiva preguntó: "Y el pueblo ¿dónde está?". French le respondió: "Toque usted a generala y lo verá". Estaban presentes los caballeros con sus capotes y las damas con grandes chales, los vendedores ambulantes, los carreros, gauchos troperos, algunos esclavos, sobre todo las negras mazamorreras y vendedoras de empanadas y se veían enormes paraguas, había siete que fueron vendidos por comerciantes ingleses.

Luego de largas deliberaciones, finalmente Leiva salió al balcón del Cabildo y anunció que había sido aceptada la Nueva Junta compuesta por Cornelio Saavedra como presidente, los secretarios Juan José Paso y Mariano Moreno, y como vocales Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Manuel Alberti, Miguel de Azcuénaga, Juan Larrea y Domingo Matheu.

Según Félix Luna, esta Nueva Junta no fue obra de la improvisación como se dijo, estaba bien equilibrada, porque figuraban todos los estados de la ciudad: militares, sacerdotes, abogados y comerciantes. La población festejó varias horas. Por la tarde se reunió la Nueva Junta en el fuerte y juró cumplir con sus funciones por Dios y los Santos Evangelios.

Esa misma noche dirigieron un mensaje a las provincias comunicándoles lo sucedido, tal como había prometido Paso y pidiéndoles que formaran una Junta Subalterna, dependiente de la Junta de Buenos Aires, para gobernar la provincia y que enviaran un diputado a la Junta Principal. Las respuestas de las provincias no fueron todas de aceptación, dos de ellas iniciaron una contrarrevolución: en Mendoza, donde rápidamente fue sofocada, y la de Córdoba, en la que fueron fusilados todos los contrarrevolucionarios bajo las órdenes de Santiago de Liniers.

Siempre se ha dicho que French y Beruti repartieron escarapelas, pero eran cintas blancas y rojas con una ramita de olivo. El blanco era el color de los Borbones y del Río de la Plata, la ramita de olivo era para demostrar que buscaban paz, pero por las dudas colocaron también la cinta roja, símbolo de guerra, por si no aceptaban la paz. Muchos hombres llevaban en el sombrero una cinta blanca con el retrato de Fernando VII.

La escarapela celeste y blanca no nació el 25 de mayo, sino casi dos años después. Los jóvenes seguidores de Moreno formaron la Asociación Patriótica que se reunía en el café de Marco y usaban ese distintivo, el mismo que solicitó permiso, Belgrano al Triunvirato para poner en el pecho a sus soldados para distinguirlos en las batallas y de la cual tomó los colores de la bandera.

Siempre se ha hablado de la "máscara de Fernando VII", o sea que la Primera Junta actuó bajo el nombre del rey, pero que no era real, sino una máscara. En realidad el Movimiento de Mayo estuvo acorde a lo realizado en España, donde ante el cautiverio del rey se formaron juntas en las ciudades españolas que gobernaban a nombre de Fernando VII y eso fue lo que se hizo en el Virreinato, un movimiento juntista, si bien había criollos que querían era la independencia de España, como Moreno, Castelli y Belgrano. Pero para ello debieron esperar unos años más.

La Revolución de Mayo fue un movimiento pacífico, los violentos fueron los miembros de la Legión Infernal, que tenían armas sólo para dar miedo y detener por si alguien quería atacar. Pasaron varios meses para que comenzaran las luchas.

Cabildo original.jpg

Por María Elena Izuel
Especial para UNO SR
marializuel@speedy.com.ar

Comentarios