San Rafael
Sábado 16 de Junio de 2018

Historia: La misteriosa muerte de Mariano Moreno

En esta segunda entrega de la historia de la Revolución de Mayo, la historiadora cuenta las circunstancias del fallecimiento del prócer

El cargo de Mariano Moreno dentro de la Primera Junta patria fue de Secretario de Guerra y Gobierno y se lo consideraba como "la mano dura". Siempre se ha dicho que por él se fusiló a Santiago de Liniers, pero cuando se firmó el fusilamiento, todos los miembros de la Junta firmaron el decreto. Y se ha sabido por documentos que había escrito Liniers, que éste tenía intención de "pasar por las armas" a todos cuando derrotase a la Junta de Gobierno.

Dentro de la Junta se produjo una división entre "saavedristas" y "morenistas" porque Saavedra era muy conservador y Moreno bastante revolucionario. Este problema se agudizó cuando para festejar el primer triunfo de las fuerzas criollas en Suipacha, en el Regimiento de Patricios decidieron celebrarlo y al acercarse Moreno no le permitieron la entrada.

Se enteró de que un joven soldado, de nombre Atanasio Duarte, borracho había sacado una coronita de dulce que había en la torta y se la había colocado en la cabeza a Saavedra, "coronándolo" emperador, lo que indignó mucho a Moreno y redactó el decreto de supresión de honores en el cual dice en su parte final: "Un habitante de Buenos Aires, ni ebrio, ni dormido puede atentar contra la libertad de su patria".

Durante el mes de diciembre comenzaron a llegar los diputados del interior y pedían su incorporación a la Junta. Moreno y Juan José Paso se oponían, porque consideraban que un grupo tan grande de personas no podría gobernar, pues iba a ser muy difícil ponerse de acuerdo, tal como sucedió, pero todos los demás lo aceptaban y así lo hicieron.

Moreno lo que quería era que se formara un congreso y se dictara una constitución para dotar al gobierno de legalidad, pero al ser derrotado en sus opiniones, presentó su renuncia y se alejó. Lo enviaron en misión diplomática a Gran Bretaña acompañado de su hermano Manuel y de Tomás Guido. Se embarcaron en enero de 1811 en la fragata Fama y a la altura de la isla Santa Catalina murió Mariano Moreno. Era el 4 de marzo y contaba solamente con 32 años. Su cuerpo fue arrojado al mar. Dicen que cuando Cornelio Saavedra se enteró de su muerte exclamó: "Hacía falta tanta agua para apagar tanto fuego".

Diversos historiadores han elaborado la teoría del homicidio de Moreno. Si bien su salud nunca fue buena, se dice que fue envenenado; difícil de comprobar porque sus restos no están, pero se basan en hipótesis que pueden ser demostradas.

Tanto su hermano como Guido contaron que a poco de salir comenzó a descomponerse y pensaron que era un mareo propio del viaje. Como no se mejoraba, le pidieron al capitán del barco que se acercara a tierra para llevarlo a un hospital, pero éste no quiso. Se ha dicho que tenía orden de no acercarse a tierra por ningún motivo. ¿Quién había dado esta orden? No hay seguridad.

Hay dos versiones, una que el capitán lo fue envenenando de a poco y otra que en un momento que estaba solo le dio a beber algo que le dijo lo mejoraría, pero era un emético (cualquier sustancia que provoca o estimula el vómito) y este remedio se lo dio en una dosis seis veces mayor de la que puede soportar un ser humano, lo que le produjo la muerte. Moreno se dio cuenta, pero ya era tarde, estuvo tres días tirado en el suelo, ya que había tormentas muy furiosas, perdió el uso de la palabra y lo devoraba la fiebre, hasta que el 4 de marzo al amanecer entregó su alma al Señor. Esa misma tarde su cuerpo fue arrojado al océano. Si el capitán del barco fue el asesino ¿por orden de quien?.

Según relata Felipe Pigna en su libro sobre Moreno "La vida por la Patria", ya no quedan dudas de que fue asesinado, pero no se sabe por orden de quién. A Saavedra le hicieron un juicio, pero salió absuelto ¿Habrán sido los ingleses? ¿Era un espía inglés como han querido decir? No, no lo era.

Hasta que no llegó la fragata a Londres no se conoció la noticia, porque no tocó ningún puerto. Después de ese viaje el capitán del barco desapareció y no lo pudieron rastrear en ningún sitio.

Mientras en Buenos Aires, a poco de partir el barco, le llegó a Guadalupe Cuenca, la esposa de Moreno, una caja por correo que contenía unos guantes negros, una mantilla negra y un abanico también negro con una nota que decía: "Estos elementos para viudas pronto los va a necesitar". ¿Quién se lo envió? ¿De dónde vino? Son misterios, pero quien se los mandó sabía que Moreno moriría en el viaje. Esta es una prueba a la que los historiadores le han dado mucho crédito para afirmar que Moreno fue asesinado. Un sacerdote dijo en Bolivia: "Ya se embarcó, pero va a morir". ¿Cómo lo sabía?.

La muerte de Moreno sigue siendo un gran misterio y ojalá algún día se pueda dilucidar.

Cuando él renunció a su cargo el Regimiento La Estrella bajo el mando de French quiso apoyarlo haciendo una pequeña revolución pero no tuvieron éxito. A partir de ese momento comenzaron a reunirse los jóvenes en el Café de Marco y formaron la Sociedad Patriótica cuyo distintivo eran cintas celestes y blancas y seguían los principios revolucionarios de Mariano Moreno.

Por María Elena Izuel
Especial para UNO SR
marializuel@speedy.com.ar

Comentarios