San Rafael
Lunes 22 de Octubre de 2018

Juicio por jurados: Todavía no hay una sala para los debates

Existen dos posibilidades. La primera es acondicionar la actual y la segunda crear un nuevo espacio en el edificio. El nuevo sistema regirá solo para los homicidios agravados. Se pone en vigencia a partir de enero del 2019.

La sanción de la Ley que ordena el juicio por jurados para resolver los homicidios agravados obligará a las autoridades judiciales a realizar algunos cambios en el edificio de Tribunales ya que hasta ahora no hay una sala acondicionada para que 12 jurados puedan intervenir en los futuros debates.

Es así que durante la semana se planteó el tema y existen dos posibilidades para resolver este inconveniente. La primera hipótesis es reacondicionar la actual sala ubicada en la planta baja y la segunda crear un nuevo espacio que obligará algunas mudanzas.

El tema ya se planteó y en unas semanas estaría resuelto. Es que los tiempos son muy cortos debido a que a partir del primero de enero regirá la nueva Ley.

Las causas caratuladas cómo homicidio agravado que no se eleven antes del 31 de diciembre se resolverán con el sistema de juicio por jurado, En este universo hay dos resonantes hechos, el crimen de Florencia Peralta y el doble asesinato del panadero y su esposa.

Ambos hechos podrían ser juzgados con este nuevo sistema que aprobó la Legislatura de Mendoza que según el juez de Cámara y delegado administrativo de la Corte, Darío Bermejo, "es una deuda que tenía el sistema con la Constitución que avala el juicio por jurados".

Este nuevo sistema de resolución implica varios cambios al paradigma actual donde eran los jueces los que debían condenar y fundamentar la sentencia.

De ahora en más, solo para los homicidios agravados, serán 12 las personas que van a condenar o no al acusado y será el juez el que determinará la pena u ordene la absolución del imputado.

La selección del jurado será por sorteo. Se sortearán de la base de la Junta Electoral a 48 ciudadanos, luego los abogados de las partes pueden impugnarlos o no. Quedarán 12 más 4 suplentes que durante el juicio se deberán abstraer de su trabajo y de sus familias.

"La Ley prevé una compensación económica para los jurados y un lugar donde vivir hasta que se dicte la condena. Se trata de una carga pública ", explicó el funcionario judicial y agregó que "el juez les dará las pautas que deben seguir durante el debate y será garante del proceso".

Lo cierto es que los jurados tendrán el poder de condenar o absolver al imputado como ocurre en los Estados Unidos. El fallo deberá ser unánime para condenar al acusado de lo contrario quedará absuelto.

En ese contexto, Bermejo elogió el espíritu de la Ley porque "permite la participación de la ciudadanía en una forma democrática y republicana".

"El jurado será el que valore las pruebas presentadas por los fiscales y los defensores para acreditar o no el hecho que se le imputa al acusado", aclaró el delegado de la Corte y agregó que "el juez finalmente es el que pone la pena o los años de cárcel que el imputado deberá cumplir".

En principio la Ley solo se va a aplicar a este tipo de delitos pero si el sistema empieza a funcionar correctamente se podrá utilizar en otras causas.

"En el caso que una de las partes no esté de acuerdo con el fallo de los jurados podrá apelar la sentencia ante un Tribunal superior como sucede en la actualidad", informó Bermejo.

Comentarios