San Rafael
Domingo 02 de Diciembre de 2018

La cárcel local está desbordada con 496 presos

La capacidad es para unos 360 detenidas. Esperan que la nueva unidad que se construye en la Colonia Penal aliviane la situación

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Jorge Nanclares, admitió en su última visita a San Rafael la superpoblación carcelaria local y no ocultó su preocupación por un problema que en el corto plazo se podría terminar por un tiempo. Es que se encuentra en construcción una nueva unidad en el predio contiguo a la Colonia Penal que tendrá una capacidad para alojar a 100 detenidos.

En este contexto la situación de la vieja cárcel, ubicada en avenida Mitre y La Pampa, es más que preocupante. Allí se alojan 496 detenidos cuando lo ideal sería tener unas 360 personas privadas de la libertad.

Una fuente consultada por UNO San Rafael señaló que "hay hacinamiento y la vieja casona está colapsada por la cantidad de detenidos".

En números, la población excede el 35% de la capacidad óptima que tiene la penitenciaría en la actualidad y se hace indispensable empezar a derivar presos a otros lugares.

A la espera de la terminación de la nueva unidad que estaría terminada en abril, según los plazos estipulados en la licitación, existe otra alternativa para descongestionarla. Es que en la cárcel local hay 90 detenidos federales y algunos de ellos podrían migrar al complejo que se inauguró en Cacheuta.

Estas dos alternativas solucionarían la superpoblación actual y además, en el caso de la nueva unidad penal de San Rafael, incorporaría al servicio a 70 nuevos agentes penitenciarios.

En este escenario se estima que a la nueva unidad ubicada en Tirasso y Lassa se mudarían los presos con buena conducta, los condenados por abusos sexuales y aquellos que en breve recuperarían la libertad.

En ese predio también se analiza colocar los módulos para los detenidos por delitos contravencionales que tendrán una pena máxima de 90 días de prisión.

Si prospera el éxodo de los detenidos federales y de varios presos a la nueva unidad, la población carcelaria disminuiría a un poco más de 300 reclusos, un número que evitaría el hacinamiento actual.

Asimismo en esta ecuación se podría proyectar la reubicación de algunos presos para ganar espacios en talleres o aulas de capacitación. Es que el programa de reeducación social exige la formación de detenidos en oficios.

Sin espacio

La cárcel actual alberga a unos 496 detenidos que se apiñan en celdas con poco espacio. El colapso genera intranquilidad entre los presos, sobre todo en los pabellones más peligrosos.

Nueva unidad penal

Se construye en el predio contiguo a la Colonia Penal. Se trata de tres módulos, uno de ellos de dos plantas y la refacción de dos pabellones con baños para la reclusión de los presos.

Comentarios