San Rafael
Viernes 01 de Febrero de 2019

La Colina: La solución sería la venta o el alquiler de la conservera a un tercero

Así lo dijo el titular del Sindicato de la Alimentación tras reunirse con la jueza que lleva adelante el concurso preventivo. Los empleados propusieron ir a la Casa de Gobierno.

Los empleados de la empresa La Colina viven horas de angustia ante un posible cierre de la conservera que está en concurso preventivo y no tiene dinero suficiente para enfrentar la temporada de producción.

Más de 700 familias , pi son empleados permanentes, viven de esta conservera que tiene más de 70 años en el mercado y supo ser una de las más importantes del sur mendocino.
El panorama para esta temporada no es nada alentador cuando en el pasado los empleados temporarios trabajaban hasta 8 meses en la producción ahora tan sólo lo hicieron 15 días en enero y volverán a hacerlo a mediados de febrero.
Es que la empresa que en los últimos años se vino abajo y ahora está concursada no tiene el dinero suficiente para comprar insumos y por su estado no puede tomar crédito en el mercado porque el concurso le impide endeudarse.
En este contexto, los empleados abiertamente le echan la culpa al actual dueño, Walter De Pellegrin al que acusan de vaciamiento y pocas ganas de continuar con el negocio.
Así con la espada de Damocles sobre la cabeza, La Colina decidió suspender a unos 600 trabajadores temporarios y reanudar las tareas en febrero cuando se produzcan más latas de durazno para vender en el mercado interno y exportar. Lo cierto es que esos duraznos pertenecen a las fincas que tiene la familia De Pellegrin.
En este escenario, este viernes hubo una movilización de los empleados y los representantes gremiales a Tribunales. Allí le pidieron una audiencia a la jueza Selvaggio que lleva adelante el pedido de concurso que puede derivar en la quiebra de la empresa.
La idea de los empleados y los sindicalistas es imitar el caso Alco-Canale a la que se le decretó la quiebra con continuidad cuando apareció Dulcor para hacerse cargo de esta conservera.
Una hora duró la entrevista y a la salida, el titular del Sindicato de la Alimentación de San Rafael, Ricardo Bertero, dijo a más de 50 empleados que lo acompañaron que "debemos buscar un comprador o alguien que alquile la empresa para salvaguardar los puestos de trabajo".
Según Bertero la propuesta fue consensuada con la jueza que hasta ahora no encontró inconvenientes en el concurso porque ninguno de los acreedores solicitó la quiebra.
Los empelados escucharon con angustia los dichos de Bertero y le pidieron viajar a Mendoza para ir a la Casa de Gobierno. Es que muchos llevan más de 20 temporadas de trabajo temporario en la conservera y no quieren quedarse sin trabajo. "Todo está muy difícil sobre todo la situación económica como para que cierre otra empresa", dijo Ana una de las empleadas que estuvo en la puerta de acceso a los Tribunales.
En este sentido, Bertero informó que "el año pasado hubo un comprador firme pero De Pellegrin rechazó la oferta" y agregó que "estamos expectantes a lo que pueda suceder, vamos a hablar con empresarios para ver si se pueden hacer cargo de este negocio que funciona relativamente bien pero cuyo dueño no tiene interés".

Comentarios