San Rafael
Sábado 02 de Diciembre de 2017

La exposición al sol y el cáncer: "Hay que evitar las horas del mediodía y siesta"

Desde Dermatología del Schestakow se brindaron consejos a la hora de tomar sol.

Con la llegada del verano aumenta mucho la exposición de las personas al sol, sobre todo de aquellas quienes buscan broncearse o simplemente de quienes pasan horas en el agua buscando combatir el calor.

Esta exposición solar tiene riesgos si se hace en forma imprudente. Tomar recaudos como la protección de un bloqueador solar adecuado, evitar ciertos horarios y controlar cualquier mancha o lunar, puede ayudar.

Avelina Merino, dermatóloga del hospital Schestakow, explicó qué es lo correcto a la hora del uso de protectores solares, especialmente en niños. "Las pantallas bloqueadoras son las que tienen factor protección solar de 50 o más, se deben aplicar 20 o 30 minutos antes del agua y renovarlo cada dos horas porque se vence el efecto y aparecen las quemaduras solares".

Merino señaló que los protectores "de 30 son filtros, no hacen de pantalla para quien necesite una protección alta. Se puede colocar a partir de los 6 meses y es preferible que hasta los 2 años estén a la sombra".
En cuanto a los adultos se puede usar un filtro más bajo que el 50 si lo que quieren es el bronceado, pero siempre tomando precauciones.

"El daño solar es acumulativo. Hay que evitar las horas de mediodía y siesta". Hay que prestarle atención a las lastimaduras que no se curan, que luego pican y a los lunares. "Son lesiones pre cancerosas", advirtió, para luego recomendar el examen de los lunares, que no deberín aparecer en personas mayores de 30 años y mucho menos de color negro.

En estos controles se revisa la simetría, los bordes, el color, el diámetro, si crecen, etc.

Comentarios