Genaro Fortunato
Viernes 13 de Julio de 2018

La familia Fortunato recusó a uno de los jueces

Ariel Hernández iba a formar parte del tribunal que hará el debate, pero fue apartado por sospechas de parcialidad.

Con polémicas, sospechas y acusaciones se vive en San Rafael la previa del juicio por la muerte del rugbier Genaro Fortunato (25), que tiene como acusada a su ex pareja, Julieta Silva. La familia de la víctima dudaba de la imparcialidad de uno de los jueces que integraría el tribunal para el debate, por lo que fue recusado y finalmente apartado.

genaro fortunato2.jpg
Genaro Fortunato tenía 25 años y jugaba al rugby en Belgrano Rugby Club<br>
Genaro Fortunato tenía 25 años y jugaba al rugby en Belgrano Rugby Club

Se trata de Ariel Hernández, uno de los magistrados que había sido designado para juzgar a la imputada, proceso que está previsto para realizarse entre el 14 y el 31 de agosto próximo.

julieta-silva.jpg
Acusada. Julieta Silva, quien atropelló al joven rugbier de 24 años.
Acusada. Julieta Silva, quien atropelló al joven rugbier de 24 años.

Las sospechas de la familia de Genaro son por una presunta relación de este juez con Alejandro Cazabán, abogado de Julieta Silva. Señalan que hace varios años ambos formaban parte de una agrupación política llamada Los Generacionales.

cazaban.jpg
El abogado Alejandro Cazabán.
El abogado Alejandro Cazabán.

Además, creen que el nombramiento de Hernández como juez de cámara de San Rafael fue por su vínculo con Cazabán, quien fue secretario de la gobernación de Celso Jaque.

Ante esta situación, el juez fue apartado de la causa y su lugar será ocupado por Eugenia Iaigle, que estará acompañada de Julio Bittar y Rodolfo Luque.

La familia de la víctima hizo circular una carta en el Sur de Mendoza, en la cual entre varias ideas reflejan que aceptarán el dictamen de la Justicia, siempre y cuando el fallo final sea dictado por un tribunal donde ninguno de sus integrantes esté sospechado de parcialidad.

Esto se da a casi un mes del comienzo del juicio, que al igual que toda la investigación del hecho, tendrá a San Rafael y a toda la provincia expectante.

El joven rugbier murió en la madrugada del 9 de setiembre pasado, a la salida de un boliche. Julieta Silva, por entonces su novia, lo arrolló con el auto luego de una discusión. La acusada está con prisión domiciliaria.

Fuente: Diario UNO de Mendoza