Violencia de género
Domingo 11 de Marzo de 2018

Opinión: "Después del 8 M": Año 1 D8M

Opinión sobre el fuerte movimiento generado por las manifestaciones del 8 de marzo. Vientos de cambio que parecen imparables. ¿Y ahora?

Contundente. Así fue en nuestro país y otras partes del mundo el 8M con la manifestación de las mujeres pidiendo por sus derechos, por igualdad. Año 2018. Reclamos por la violencia de género, la desigualdad salarial y el derecho a decidir en cuestiones tan importantes como el asunto del aborto legal, fueron parte de las consignas que salieron de bocas y rostros pintados, pero esta vez no por lápiz labial, sino por los colores identificatorios de cada causa.

¿Es una revolución? Según la RAE, en sus cuatro primeras acepciones, lo es.

"1 - Acción y efecto de revolver o revolverse.

2 - Cambio profundo, generalmente violento, en las estructuras políticas y socioeconómicas de una comunidad nacional.

3. f. Levantamiento o sublevación popular.

4. f. Cambio rápido y profundo en cualquier cosa".

¿Y ahora qué hacemos con todo este movimiento? Sin dudas que los políticos tomarán notas y tratarán de convertir en salud pública muchos reclamos. Se sabe, cuando hay reclamos populares, léase posibles votos, hay respuestas. Sin embargo, en cuestiones como la brecha salarial ante iguales puestos y responsabilidades y otras cuestiones de trato, el enemigo es más complicado, no tiene un rostro, un nombre. Es el poder machista, tan abstracto como concreto.

Las manifestaciones masivas en decenas de ciudades y que cada vez se animen más a mostrarse es sólo el comienzo. Estamos en el Año 1 D8M (Después del 8M). Bienvenidos todos estos cambios, estos movimientos, esta verdadera patada al hormiguero de lo establecido, lo que es cultural, tradición, que pre existe. Bienvenidas las críticas con razonamiento a los poderes detrás de la cosa pública. ¿Por qué tienen que decidir unos pocos sobre el modo de vida de muchos otros?

No nos engañemos, ni ustedes políticos, ni nosotros los periodistas, ni vos lector. No se trata de hacer una política pública con estos reclamos, es un verdadero desafío a la masculinidad, al menos a lo que estamos acostumbrados a hacer con eso.

Comentarios