San Rafael
Domingo 21 de Enero de 2018

Opinión: El año 2018, clave para el futuro

Las medidas económicas y políticas que tome el gobierno nacional en los próximos doce meses marcarán el rumbo a corto y mediano plazo

El 2018 que estamos empezando a transitar será clave para el futuro a corto y mediano plazo del país. Lo será para el gobierno actual y sus aspiraciones de renovar cuatro años más desde el 2019 y lo será para la oposición, tan peleada, fragmentada y dispersa como capaz de "unirse" para volver al poder. Será clave la realidad de la calle. No parece haber mucho margen para subas de tarifas a lo bruto, ya que el bolsillo del argentino medio quedó muy estrecho con la famosa "recomposición tarifaria" y existe la sensación de que la inflación le gana al salario, aunque se diga otra cosa en forma oficial.

Los aumentos de los combustibles no ayudan a esas sensaciones y la relación enfermiza que tenemos con el billete verde tampoco, justo ahora que parece apreciarse esta moneda respecto al peso y eso, en este país, mayormente significa una cosa: aumento de precios, inflación. Y es este último parámetro, la inflación, el gran desafío de este gobierno, que llegó con firmes promesas de acabar con ella pero que a mitad de camino, si comparamos esta pelea con una de boxeo, parece rumbo a ser derrotado por las tarjetas en forma clara.

Tal vez por la falta de una comunicación clara no es buena la sensación que quedó en el común de la gente de la compleja reforma previsional, y en la previa es mucho menos buena la idea sobre la reforma laboral. Al mismo tiempo se siguen escuchando frases de buenos deseos como "vamos a pedir que inviertan en el país", algo que se viene oyendo desde 2015 y que aún no pasa en forma significativa.

El resultado que se logre al final de este 2018 dependerá mucho más que la suerte de un gobierno, sino del país y su vuelta o no a formas más populistas de gobierno, que en este y en otros países está claro que no vienen funcionando. Pero muchos también dicen "esto tampoco es lo que nos prometieron". Ahí la clave para el gobierno nacional: aumentar la confianza, la solidez de algunas bases de la economía y darle respiro al poder adquisitivo de la clase media y sin olvidar a la clase baja, que no se sienta relegada y marginada por las decisiones de la política económica. Son muchos aspectos en juego para el futuro. De todos como país.

Comentarios