San Rafael
Domingo 01 de Julio de 2018

Opinión: El "Mundial" que no miramos

Como ocurre cada vez que desatamos nuestra locura por la pelota, lo que verdaderamente afecta nuestras vidas pasa por debajo de nuestras narices.

Desde que el pasado 14 de junio comenzó el Mundial de Rusia, en nuestro país no paran de ocurrir cosas relacionadas en su mayoría a la economía. Las mismas, pese a su importancia, van pasando de una en una casi como si nada.

Tal vez el único de estos hechos que sí tuvo mucha repercusión fue la discusión sobre la legalización del aborto, que comenzó ese mismo día donde nuestra cabeza quedó en "modo mundial". En paralelo, el dólar trepó los 28 pesos continuando con una progresiva devaluación que parece decidir "el mercado". Justo este viernes la moneda norteamericana que tanto nos afecta a los argentinos casi llegó a los $30 cerrando en torno a los $29. En ningún país una suba del dólar trae tantos problemas como acá, porque en ninguno pasa que cuando aumenta suben los precios de hasta los limpiavidrios. Aunque el producto tenga cero componente de dólar, acá lo aumentamos.

Mientras la celeste y blanca apenas empató 1 a 1 con Islandia (no mucho más grande que San Rafael en población) el gobierno sacó a los ministros Aranguren y Cabrera. Poco después la tasa de las Lebac pasó a 47%. Horas después el FMI confirmó el préstamos de 50 mil millones de dólares y al día siguiente festejamos que una calificadora de Wall Street nos categorizó como "mercado emergente", saliendo del simple "de frontera".

Y hay más: el riesgo país trepó por las nubes por una fuerte caída de la bolsa, el Indec nos dijo que el 48% de los niños argentinos son pobres, generando que 1 de cada 4 asista a comedores. Hubo un paro general, la Iglesia Católica endureció su pelea con el gobierno por el tema aborto y se perdieron casi 95.000 puestos de trabajo en lo que va del año.

Y así, mientras en un partido decimos a Messi que es un burro y al siguiente un genio, con Maradona mirando y dando un show penoso, lo importante fue aplastado por la pelota. Lo que sí vimos mirando el Mundial fue a argentinos golpear a un croata y humillar a mujeres. Porque no sólo la moneda tenemos devaluada.

Comentarios