Tránsito
Miércoles 15 de Noviembre de 2017

Opinión: Los cambios que vienen en lo vial

Se espera que desde el comienzo del próximo año se implementen importantes modificaciones en materia de tránsito en toda la provincia de Mendoza

La problemática vial es un "cáncer" en nuestro país y también en Mendoza y San Rafael. Desde este espacio otras veces he comentado la necesidad de actuar ante este flagelo para intentar, primero, frenar el problema y luego revertirlo. Ahora finalmente la Cámara de Diputados envió en revisión al Senado esta reforma, remitida por el Poder Ejecutivo, con la que se buscará un cambio profundo en aspectos fundamentales de esta materia.

Se espera que ya a partir del año que viene entre en funcionamiento estas modificaciones que tienen algunos aspectos claves y es importante ir conociendo, más allá de la tarea de difusión que deberá hacer el Estado.

El primero de ellos, del que hablé otras oportunidades como muy necesario, es de fondo y evidentemente a largo plazo: la educación vial en las escuelas. Si bien no se han difundido detalles sobre la implementación, esto es muy importante para intentar crear desde el inicio mejores ciudadanos a la hora de salir al tránsito.

Otro punto que se promete, y ojalá se cumpla a rajatabla, es las sanciones más duras a infractores y sobre todo a reincidentes. Este punto es neurálgico si queremos combatir esta "enfermedad". No pueden seguir quedando impunes o indiferentes aquellos que tienen como costumbre conducir quebrando casi todas las reglas a cada rato. Si nos acostumbramos al revés, de que mayormente seremos sancionados si actuamos en forma inconsciente y contra la ley vial, este cambio es posible.

Otro de los factores centrales es la incorporación de los municipios al control vial con la creación de agentes municipales de tránsito, que ayuden a la Policía Vial. Este punto seguramente será muy comentado porque las comunas querrán fondos para implementarlo. La idea de fondo, aumentar el número de agentes de control, es importante, porque hoy en día, por ejemplo en nuestro San Rafael, es muy escaso el recurso humano para controlar tanto territorio. Si los agentes municipales se encargaran por ejemplo del radio céntrico, los policías podrían llevar su tarea más allá, a rutas, distritos, calles fuera del radio urbano, etc. Ojalá sean cambios positivos que cambien la mala conducta vial.

Comentarios