San Rafael
Miércoles 06 de Febrero de 2019

Por la fiesta clandestina en Valle Grande multarán al dueño de un empresa de aventuras

Los guías de rafting quisieron festejar su día con una fiesta que no tenía autorización. Finalmente la iniciaron en el interior de una empresa que se dedica al turismo aventura

El dueño de una empresa que se dedica al turismo aventura en Valle Grande será el principal perjudicado tras el cese de una fiesta clandestina que se realizó en ese lugar con motivo de los festejos por el día del guía de rafting.

Es que el viernes pasado por la noche personal del área de Diversión Nocturna notificó a los organizadores que no podían realizar la fiesta que se iba a llevar a cabo sobre una plataforma en construcción ubicada al costado de un zanjón en Valle Grande. La razón era que no se había trámite alguno que autorizara la fiesta que tenía un costo de ingreso para una consumición y la obtención de una remera.
Además el lugar no contaba con servicio de agua potable, luz y sanitarios adecuados para las personas. "Había que caminar unos 20 minutos por un zanjón peligroso antes de acceder a la plataforma", dijo Claudio López, uno de los policías que integra esta división que depende del Ministerio de Seguridad.
Notificado el hijo del dueño de esta propiedad, la fiesta se mudó a otro lugar. Los organizadores no hicieron caso a los policías y con la anuencia del dueño de una empresa que se dedica al turismo aventura iniciaron los festejos.
El hecho llegó a oídos del personal de Diversión Nocturna que con apoyo de la Policía Vial, Cuerpos Especiales y efectivos de la subcomisaría de Rama Caída iniciaron un operativo para clausurarla. "La idea nuestra es notificar el cese antes de que se inicie la fiesta. Para evitar problemas pedimos el apoyo de otras unidades policiales".
Los policías llegaron al nuevo lugar elegido y repitieron lo sucedido en la plataforma. Pidieron el cese de las actividades y labraron el acta contra el dueño de la empresa que ahora deberá presentar el descargo antes de que se lo notifique de la multa que se le impondrá desde la ciudad de Mendoza.
"Las multas son onerosas", recordó López y dijo que "los chicos se enojaron con nosotros porque en el pasado siempre hicieron este tipo de festejos sin autorización alguna".
Lo cierto es que será el dueño de esta empresa que prestó sus instalaciones el responsable de hacerse cargo de la infracción .

Comentarios