San Rafael
Jueves 09 de Agosto de 2018

Por un embargo de $40.000 encerraron a un oficial de justicia y atacaron a palazos a un abogado

Ocurrió este miércoles por la mañana en una agroveterinaria ubicada en El Libertador al 930. La pareja de comerciantes continúa detenida.

Una inexplicable reacción tuvieron dos comerciantes que encerraron a un oficial de justicia y atacaron con un palo de escoba a un abogado que fueron a notificar un embargo de $40.000 solicitado por el fuero laboral.

El insólito y violento hecho sucedió este miércoles a las 8.30 en la "Agroveterinaria Adolfo" ubicada en avenida El Libertador al 930 de ciudad.

Allí, sus dueños fueron notificados de un embargo de $40.000 ordenado por el fuero laboral que los desquició. Uno de ellos bajó las persianas del comercio y el oficial de justicia junto con el abogado del demandante fueron encerrados en el local. Luego, no se precisó quién de los dos, le pegó con un palo de escoba al abogado y además de producirle lesiones le rompió el teléfono particular.

Tras la brutal agresión, la mujer escapó hacia el hospital Español y luego de un rato se presentó en la Comisaría 32 donde intentó radicar una denuncia. Su esposo en cambio esperó en el interior del local, arrancó el sistema de DVR donde quedaron las imágenes de video y se fue a su casa ubicada a media cuadra del negocio. Por la tarde se presentó en la Comisaría 32 y quedó aprehendido junto a su mujer.

En este escenario, el fiscal de la causa Javier Giaroli encabezó una inspección ocular en el comercio y luego junto a un par de policías visitó el domicilio del dueño donde con permiso de uno de sus hijos secuestró un DVR similar al que estaba en la agroveterinaria.

El matrimonio quedó aprehendido y todavía no se los notificó de la acusación que dependerá de los exámenes psiquiátricos y psicológicos ordenados por el fiscal.

Giaroli dijo a Canal 6 que "estamos a la espera de los resultados de los exámenes porque no se comprende la magnitud de la reacción que tuvieron los comerciantes".

Es que el fiscal no comprende aún que, por ese monto a embargar y con el acopio de mercadería que existe en el local, "semejante reacción que produce varios delitos, el primero no acatar una orden judicial, el segundo la privación ilegítima de la libertad y el tercero los daños ocasionados".

En este contexto Giaroli aún no decidió aún si la pareja recobrará la libertad por las dudas que le generó el incumplimiento de la orden judicial de embargo. Además de otorgarles nuevamente la libertad les fijaría una fianza en efectivo.

Lo cierto es que la mujer quedó internada este miércoles en el Schestakow por una indisposición médica y este jueves regresaría a los calabozos de la Comisaría 32 donde se encuentra su esposo.


Comentarios