San Rafael
Miércoles 12 de Diciembre de 2018

Según el pronóstico del IDR, habrá menos ciruelas y duraznos pero de mejor tamaño

Las heladas y el viento Zonda conspiraron contra la ciruela para industria. La caída respecto del 2017 será del 67% de la producción. En durazno la merma será del 9% respecto año anterior.

La cosecha de ciruela en fresco para industria según el pronóstico del Instituto de Desarrollo Rural (IDR) de la provincia tendrá una caída del 66% respecto al 2017. Los especialistas estiman una cosecha de 51.357 toneladas contra 150.000 toneladas que hubo el año anterior.

Las causas de la merma, según la jefa del área de información estratégica del IDR, Cecilia Fernández, están relacionadas con las heladas que soportó el oasis sur y el viento Zonda que generó altas temperaturas y baja humedad en el tiempo de cuaje.
En este escenario la funcionaria explicó que "esperamos menos fruta pero de mejor tamaño y calidad" y agregó que "es que el árbol va a tener menos frutos y el resto se van a desarrollar mucho mejor".
Avaló la idea de tener un mejor tamaño de ciruela apto para el secado al sol en horno con muy buenos niveles de azúcares.
También habló del pronóstico del durazno donde se estimará una caída del 9% de la cosecha en relación al 2017. "Habrá menos cantidad pero de mejor tamaño", dijo Fernández y agregó que "en 2017 se cosecharon 140.000 toneladas y para este año esperamos unas 127.000".
Sobre el damasco aclaró que "la caída fue del 40% con un volumen de cosecha estimado a 5.900 toneladas".
Durante la conferencia de prensa explicó que "el margen de error es inferior al 10%" e informó que "se hizo un muestreo sobre 1.000 propiedades en toda la provincia con una metodología que se repite durante los últimos 20 años".

Comentarios