Vanesa Aspitia
Miércoles 08 de Noviembre de 2017

Según testigos, Vanesa pidió socorro antes de que la golpearan

A la mujer de 33 años le reventaron la cabeza contra el asfalto. Si no aparecía el grupo de personas que golpeó al agresor podría haber muerto.

Vanesa Aspitia pidió socorro segundos antes de que fuera brutalmente golpeada por su ex pareja que la arrastró por la calle y luego golpeó su cabeza contra el asfalto.

Es que según los relatos de al menos tres testigos que vieron lo que sucedió este lunes cerca de las 21.15 en la esquina de Azopardo y avenida Mitre, "la mujer hubiera muerto si no intervenía un grupo de personas que golpeó y alejó al agresor de la víctima".
En este marco UNO San Rafael reconstruyó, en base a la memoria de los testigos que no quisieron ser identificados por temor a represalias, las escenas del terrible hecho que terminó con Vanesa internada en terapia intensiva con una fractura de cráneo.
Todo comenzó sobre la vereda sur de la avenida Mitre cuando el agresor y Vanesa caminaban a la par junto a una bicicleta que sería del hombre.
Allí detuvieron la marcha frente a una casa que tiene rejas negras. Por algún motivo hubo un altercado verbal y Vanesa alcanzó a pedir socorro pero un golpe que casi la desmayó la hizo callar.
El hombre la tomó de la cabeza, la arrastró hasta la avenida, cruzó el bulevar junto a ella y apenas lo pasó comenzó a golpearla. La tiró al suelo y, según otro testigo, empezó golpear la cabeza de Vanesa contra el asfalto.
Un grupo de jóvenes vio lo que sucedía, intervino y a empujones y a patadas alejó al agresor que quedó tendido a un metro de Vanesa. En ese instante se amontonó la gente hasta que llegó la Policía y la ambulancia que se llevó a ambos.
Antes de la última golpiza, muchos llamaron al 911 para reportar la agresión que ocurrió frente a la vivienda donde quedó la bicicleta del agresor y un aerosol con gas pimienta que llevaba la víctima.
Es que en octubre el hombre recibió una condena en suspenso por haber agredido a Vanesa. Sin embargo esa condena no evitó un episodio mucho más violento que de milagro no le costó la vida a la mujer de 33 años.
Por este brutal hecho quedó detenido Jesús Navarro, que además tuvo que ser internado con custodia policial en el área de Cirugía del hospital público donde se recupera de los politraumatismos producto de la golpiza recibida por quienes ayudaron a Vanesa.

Comentarios