San Rafael
Viernes 19 de Octubre de 2018

Violencia de Género: "Debemos cambiar la mentalidad y comprometernos"

Así lo dijo Ariel Bruno, el policía que investigó y sacó a la luz el caso del Chacal de Mendoza. Este sábado brindará una charla sobre violencia de género.

El policía Ariel Bruno que inició la investigación que terminó con la detención del chacal de Mendoza que abusaba de sus hijas con la complicidad de su esposa y de los vecinos que callaron siempre, fue contundente al decir que "este tipo de hechos se van a terminar cuando cambiemos la mentalidad y asumamos el compromiso de denunciarlos".

Es que para Bruno la barrera que hay que derrumbar es el silencio y el no compromiso de la sociedad que sabe lo que pasa y no abre la boca para denunciarlo.
Así paso con el caso del chacal en Mendoza y también de Sheila en Buenos Aires. "Los anillos que rodean a la víctima permanecen en silencio, no solo el familiar también los vecinos y amigos", dijo el policía.
Hace 10 años cuando se descubrió el accionar del chacal todo era muy diferente pero en la actualidad muchas cosas cambiaron, desde las leyes hasta la forma de denunciar los hechos.
"Con un simple llamado al 144 podemos evitar cualquier tragedia" explicó y agregó que "hoy el Estado tiene las herramientas para contener no solo a la víctima sino también al denunciante al que se lo protege".
Sin embargo aclaró que "sin el compromiso de la sociedad para que se termine el flagelo no hay ley que pueda evitar estas tragedias que dejan secuelas irremediables en las víctima".
Ariel junto con una de las hijas del chacal, Cecilia Lucero , darán una charla este sábado en el Sum de la escuela Normal. La temática estará relacionada con la violencia de género e intrafamiliar.
En ese sentido Ariel mencionó que "los padres jugamos un rol muy importante, debemos estar atentos a los comportamientos de nuestros hijos que nos van dando señales cuando algo no está bien". Es que la mayoría de estos abusos ocurren en el círculo íntimo de la víctima, puede ser algún familiar, vecino o amigos.
Otro aspecto que detalló Ariel está relacionado con la atención a la víctima luego del trauma que le tocoó vivir. En ese sentido señaló que "aún el Estado tiene deudas que saldar porque cuando se apagan las cámaras la víctima queda en el olvido y es muy difícil recuperarse de este tipo de abusos o asesinatos como le ocurrió a Sheila".

Comentarios