Violencia de género
Lunes 12 de Noviembre de 2018

Violencia de género: monitorean más de 10 mujeres de San Rafael con pulseras duales

Se utiliza en los casos de restricción de acercamiento. Lo pide un fiscal y lo autoriza el juez a cargo de la causa. Se coloca un aparato a la víctima y otra al agresor, y emite un alerta cuando se viola la distancia mínima.

El brutal asesinato de Roxana Ferreyra a manos de su ex pareja Ramón Castro en Alvear volvió a poner en la vidriera la inseguridad que viven las mujeres en casos de violencia de género. Una de las herramientas que tiene la Justicia para defender a las víctimas es la colocación de pulseras duales que emiten una alerta cuando el agresor viola la restricción de acercamiento.

Este dispositivo es monitoreado desde la Ciudad de Mendoza y cuando se dispara la alarma, personal de la Policía Comunitaria se acerca hasta el lugar donde está la mujer.

En San Rafael hay más de 10 mujeres que lo utilizan y ya son 70 en toda la provincia, según informó la oficial inspectora Valeria González, responsable de Relaciones Institucionales (Policía Comunitaria) de General Alvear.

El sistema funciona con la colocación de dos pulseras y la provisión de celulares a la víctima y al victimario. Si el hombre se acerca a menos de 800 metros de la mujer se dispara la alerta.

"Nosotros recibimos la alerta desde Mendoza, localizamos a la víctima y la vamos a buscar", dijo la funcionaria policial, y agregó que "desde que se implementó este sistema tuvimos muy pocas alertas y siempre relacionadas con encuentros casuales".

Lo cierto es que esta dependencia que depende de la Policía provincial es el primer refugio que tienen las mujeres que denuncian hechos de violencia en las comisarías. "Tenemos un equipo de profesionales interdisciplinarios que contienen a la víctima durante la etapa procesal y en una segunda fase se la deriva al área de la Mujer que funciona en el Municipio".

Las pulseras son herramientas que tienen los fiscales para proteger a las mujeres agredidas y son los jueces los encargados, previo consentimiento de la víctima, en ordenar su colocación. Funcionan siempre y cuando haya señal de celular.

Comentarios