Zona sur
Martes 06 de Febrero de 2018

Ha caído 40% la población de la Ranita Pehuenche

Así lo confirmó Valeria Corvalán del CONICET. Esta especie que habita en el Valle del Pehuenche es única en el mundo.

La Ranita Pehuenche que habita el sur mendocino en la zona del Valle del Pehuenche corre riesgo de extinción si no se toman medidas para mejorar su hábitat natural.

La especie única en el mundo habita suelo argentino y chileno y desde hace un tiempo la población ha disminuido en un 40% debido a los cambios que hubieron en los arroyos luego de la pavimentación la ruta 145, según informó la investigadora y experta en anfibios del CONICET, Valeria Corvalán.
La especialista en diálogo con la 95.7 en el programa "Ciudad Careta" que conduce José "Pipa" Salvo, señaló que "la corta de arroyos por la pavimentación de la ruta ha extinguido los arroyos donde vivían estas ranitas que son únicas en el mundo".
La posible desaparición del anfibio ha generado mucha preocupación entre los especialistas que ya han pedido trabajos especiales para mitigar el daño que se ha provocado.
En ese sentido la científica explicó que "pedimos un paso fauna por debajo de la ruta" y agregó que "hay que reconvertir los arroyos que se han secado porque los nuevos que se han formado no sirven de hábitat para esta especie".
También explicó que "el crecimiento del ganado en esta zona y su huella han destruido los cauces de los arroyos" y mencionó que "el paso de los animales ha modificado el curso de estas aguas"
En el último censo que se realizó en el 2007 del lado argentino se detectaron 500 ranitas y más de 1000 larvas, muchas de estas últimas han desaparecido.
Es que las larvas tardan 4 a 5 años en realizar la metamorfosis y convertirse en ranas. La destrucción del medio ambiente donde habita la especia ha generado la eliminación de las larvas y muchas generaciones han desaparecido, mencionó la especialista.
Lo cierto es que desde el CONICET se han pedido trabajos a Vialidad Provincial para que se reencaucen los arroyos y las ranas puedan volver a su lugar natural de vida.

Comentarios