Vendimia
Martes 20 de Noviembre de 2018

La Comisión de Reinas rechazó el pedido de renuncia a la soberana de Malargüe

Macarena Ruiz debió dejar sus atributos por haber contraído matrimonio en septiembre. La comuna del sur no está adherida a la normativa provincial.

Aunque en el contexto actual pueda parecer anticuado, la Vendimia sigue produciendo polémicas por sus rasgos más conservadores. Prueba de ello, fue el pedido de renuncia que se le hizo a la reina departamental de Malargüe, Macarena Ruiz, luego de que la mujer celebrara su boda en septiembre.

Desde la Municipalidad indicaron que le advirtieron a la soberana que esta situación iba a ocurrir debido a que el departamento del sur no se encuentra adherido a la Ley 8.740 que tiene vigencia desde 2015.

Sofía Haudet, reina nacional de 2014, e integrante de la Comisión de Reinas Nacionales de la Vendimia, se refirió a la polémica y aclaró que los departamentos tienen la libertad de no adherir al reglamento. En la actualidad, solo Luján y Malargüe se mantienen por fuera.

Sin embargo, Haudet calificó el hecho como "retrógrado" y anticipó que se pedirá la actuación del secretario de Cultura. "Es un paso atrás frente a los avances inclusivos de los últimos tiempos", señaló la soberana.

Cambios en el reglamento

En 2014, a través de un proyecto presentado por el legislador Gustavo Arenas, se flexibilizaron los requisitos para la elección y durante el mandato de las reinas y virreinas nacionales de la Vendimia. Se trató de una ley provincial que buscaba ser más inclusiva y adecuarse a los tiempos que corren.

Esto implicó un nuevo reglamento que "invitaba" a los municipios a adherirse. Luján y Malargüe fueron los únicos que no lo hicieron hasta el momento.

En su artículo 12, el escrito establece: "En caso de que la Reina Nacional de la Vendimia y Virreina, durante su mandato se casaran o estuvieren embarazadas, podrán continuar en sus cargos con la plena vigencia de sus derechos y deberes, con la sola limitación de su plena disponibilidad psicofísica y social para desempeñar el cargo a los fines de ejercer su función de manera idónea, para ello deberán priorizarse los derechos inalienables de los niños por nacer consagrados en los Tratados Internacionales y ello será merituádo por la Secretaría de Cultura de la Provincia o del Departamento que corresponda".

Fiente: Diario UNO de Mendoza