Zona sur
Domingo 11 de Marzo de 2018

Los puntos claves en la pelea por el agua del Atuel

El conflicto entre Mendoza y La Pampa por las aguas del río del Sur mendocino se decidirá en la Corte. Si hubiera que darles el caudal que piden los pampeanos, "significaría dejar una gran superficie sin agua"

Con el futuro del río Atuel en manos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el uso de las aguas de este estratégico cauce para el Sur mendocino está en juego.

Para entender un poco más sobre el conflicto que enfrenta a Mendoza con La Pampa, Canal 6 consultó la opinión de Aldo Guarino Arias, que hizo hincapié en varios puntos. Primero en la dificultad técnica de la decisión judicial, segundo en una obra que se torna muy necesaria entre Carmensa y el límite con La Pampa y también en el riesgo de un fallo adverso, lo que implicaría dejar de regar miles de hectáreas.

"Se le va poner sumamente difícil a la Corte resolver este problema. Porque para satisfacer el apetito hídrico de los pampeanos de 4,5 a 5 metros cúbicos por segundo en el límite de La Pampa y Mendoza, con una obra que dicen que tiene que hacer Mendoza, dicen que quieren ese cupo sí o sí con obras o sin obras. Mendoza haciendo un esfuerzo ha ofrecido metro y medio, previo una obra de canalización desde Carmensa hasta La Pampa, que son 136 kilómetros en un terreno sumamente permeable, arenoso, es como talco", explicó Guarino, especialista en derecho de aguas.

Añadió que "si no se hace esa obra para que lleguen 4,5 m3/s al límite hay que liberar mínimo 15 m3 por segundo del Atuel, que es lo que hoy trae el río que ingresa al embalse El Nihuil, o sea que Mendoza se quedaría sin agua. Tiene que resolverse una serie de problemas técnicos y esta obra de canalización, si esa obra no se hace se cometería el más grave perjuicio ambiental porque se perderían 10 m3/s de agua en el desierto".

Guarino apoyó su idea en que desperdiciar esa agua va en contra de los principios en materia ambiental como el convenio internacional de Estocolmo o el de Río de Janeiro. "Reglas internacionales que establecen un principio básico de la distribución de las aguas de las cuencas hidrográficas comunes, que todo proyecto se realice orientado a un uso racional del agua evitando el desperdicio, lo que ocurrirá si la obra no se realiza".

Para el profesional, "frente a esto la Corte creo que va pedir algunos datos técnicos a algún organismo independiente del Estado nacional para ver si es posible satisfacer ambas posturas". Fue terminante al afirmar, al igual que ya lo han hecho otras voces mendocinas, que "darle ese volumen de agua a La Pampa significa dejar una gran superficie en Mendoza sin agua".

"Pienso –sostuvo Guarino- que la Corte va prorrogar plazos, lo viene haciendo hace años con aguas claras, viene prorrogando plazos pidiendo proyectos, propuestas, no sería extraño, y tiene facultades para hacerlo, que prorrogue los plazos".

Comentarios