Portezuelo del Viento
Viernes 23 de Noviembre de 2018

Nuevo estudio indica que Portezuelo del Viento es ambientalmente factible

Así lo determina un análisis de impacto ambiental que realizó el Gobierno Nacional en conjunto con COIRCO y las universidades del Litoral y La Plata.

El subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, Emilio Guiñazú Fader, participó en Buenos Aires de la audiencia pública nacional por el proyecto Portezuelo del Viento, donde se presentaron las conclusiones de los estudios de impacto ambiental regional que encaró la Nación a través del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO).

El resultado del trabajo de las universidades del Litoral (especialista en temas de agua) y de La Plata da cuenta de que el proyecto Portezuelo del Viento mejora las condiciones de la cuenca del Río Colorado y concluye que es absolutamente factible desde el punto de vista ambiental.

En un detalle más amplio se indica que el proyecto mejora las condiciones de salinidad y de riesgos de crecida del río, aunque se sugiere realizar estudios complementarios para garantizar el adecuado mantenimiento de humedales en la mitad de la cuenca. Asimismo, el trabajo remarca que respecto a la fauna se deben introducir algunas mejoras en la parte superior de Portezuelo, donde se considera que hay muy pocos datos, aunque esto no implica que exista algún factor que sea impedimento para que el proyecto se lleve adelante.

"Estamos satisfechos con los resultados, ya que la conclusión, nuevamente, es que el proyecto es factible, no tiene inconvenientes desde el punto de vista ambiental ni para la cuenca alta (Mendoza) ni para la cuenca media (zona dique de Casa de Piedra), ni la inferior (entre Casa de Piedra y el océano Atlántico)", comentó el subsecretario.

Presentación estudio ambiental de Portezuelo en COIRCO.jpg
El estudio se presentó en una audiencia pública realizada en Buenos Aires.<br>
El estudio se presentó en una audiencia pública realizada en Buenos Aires.
El análisis encarado por ambas universidades se suma los resultados de los estudios geológicos que se finalizaron en agosto pasado, con resultados satisfactorios, ya que aportaron información complementaria respecto a la profundidad del lecho de roca, eliminando riesgos asociados a la construcción, y permitieron conocer con mayor certeza la cota de fundación de la presa y, por lo tanto, optimizar los costos de la obra.

A principios de este año, en Malargüe se realizó también la Audiencia Pública con más de trescientos participantes, en la que la mayoría de los expositores se mostró a favor de la represa, que inyectará 210 MW de potencia al sistema.

Esta semana, el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartua, aseguró que se trata de una obra estratégica que está dentro de las prioridades que ha fijado el Gobierno nacional sobre la que se ha avanzado de manera sostenida para llamar a licitación a fines de este año.

Fuente: Prensa Gobernación

Comentarios