Zona sur
Martes 26 de Marzo de 2019

Quedó en vilo la causa contra tres profesionales de la Salud por la muerte de una niña en el Sur

Se cayeron las imputaciones por la muerte en setiembre de 2017 de una pequeña de 4 años que murió en el traslado del hospital de Malargüe al de San Rafael. Un día antes no la habían querido internar pese a padecer una afección pulmonar.

En un fallo que traerá polémica, un juez desarticuló las principales pruebas de la investigación contra tres profesionales de la Salud que estaban imputados por mala praxis tras la muerte de una pequeña de 4 años de Malargüe.

La trágica historia comenzó el 24 de septiembre de 2017 cuando la pequeña fue asistida por la doctora Leonor Yolanda Livadioti Ryba quien determinó que no debía quedar internada pese a padecer una afección pulmonar, según sostiene el expediente.

Como los padres de la niña notaron al día siguiente que no mejoraba decidieron llevarla hasta el Hospital Regional de Malargüe donde ingresó descompensada por una neumonía avanzada.

La enfermera Estela Guajardo decidió que sea trasladada en ambulancia al Hospital Schestakow de San Rafael, algo que suele ocurrir frecuentemente ante casos graves que no pueden ser abordados en el nosocomio malargüino.

En el traslado debía ser acompañada por un médico. De guardia pasiva se encontraba Pedro Martín Seput Yacatayo, quien no respondió a los llamados de sus colegas y no fue ubicado con el correr de las horas.

La paciente fue subida a la ambulancia con un enfermero, según decidió Guajardo, pero murió cuando estaba a 20 cuadras del Schestakow.

Se inició una investigación como averiguación muerte que terminó imputando a los tres profesionales de la salud como autores paralelos de homicidio culposo -de 1 a 5 años de cárcel-. Para la fiscal departamental Andrea Lorente se trató de una sumatoria de negligencias que terminó con la vida de la pequeña.

Falló polémico

Los abogados defensores de los acusados presentaron un recurso ante la Justicia solicitando que se declare la nulidad tanto de la necropsia que determinó la causa de muerte de la menor como del estudio anatomopatológico que confirmó la neumonía. Los letrados argumentaron que ambas pruebas se realizaron sin notificarlos para poner un perito de parte.

Un juez penal colegiado declaró nula la imputación pero no el estudio. Sin embargo, tanto desde la Fiscalía como desde la defensa se apeló el fallo.

Este lunes, el juez Néstor Murcia le hizo lugar a los abogados defensores y declaró todo nulo. El fiscal Javier Giaroli había contraargumentado que la ley establece que se pueden realizar medidas sin avisar a la defensa cuando son de carácter urgente, tal como es el caso de una necropsia donde el cadáver empieza a descomponerse.

El fallo no se limitó a anular las pruebas sino que también tomó la teoría del árbol envenenado -todos los actos que se produzan de algo que es nulo serán declarados nulos- y se cayeron las imputaciones contra los profesionales de la Salud.

Por Sebastián Salas

Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios