Zona sur
Martes 16 de Octubre de 2018

Sequía: los ríos del Sur traerán la mitad del agua de un año normal

Después de casi una década de crisis hídrica, Irrigación decidió tomar la escasez de agua como la "nueva normalidad". Se elaborará medidas más restrictivas para que el recurso alcance para todos

Los ríos del Sur mendocino traerán en el próximo ciclo hidrológico la mitad del agua que circularía en un año normal o promedio. Desde Irrigación decidieron tomar esta situación como la "nueva normalidad", por lo que se adoptará un "plan de sequía" para que el escaso recurso hídrico alcance para todos.

El pronóstico de volumen de agua para la temporada 2018-2019 que presentó el organismo para todos los ríos de la provincia es de un año seco.

En el caso del río Diamante, el derrame anual (el total de agua que bajará por el cauce en los próximos doce meses) es de 510 hectómetros cúbicos. Esto representa el 49% del promedio histórico, que es 1038,2 hm3.

Un poco mejor está el río Atuel, con un derrame anual pronosticado de 690 hm3, un 62% de su media histórica (1110,6 hm3).

Por el río Malargüe se espera un total de 130 hm3 en el próximo ciclo hidrológico, un 42% de su media histórica (307,5 hm3).

En tanto que en el río Grande, el pronóstico de derrame anual es de 1700 hm3, el 51% de un año medio (3336 hm3).

De todos modos este río, que es el más caudaloso de Mendoza, no tiene zona cultivada bajo riego, ni centrales hidroeléctricas, hasta que se construya la de Portezuelo del Viento.

"Esta sequía prolongada es la más larga en la serie de registros existentes (100 años para varios ríos)", ya que "la sequía de los '60 tuvo algunos años más severos (más secos), pero no fue tan larga", recordaron desde Irrigación.

Por eso, después de casi una década de declararse la emergencia hídrica por primera vez, el organismo decidió no hacerlo otra vez, ya que según los datos hidronivometeorológicos de este año, esta escasez de agua es la "nueva normalidad".

Sergio Marinelli, titular de Irrigación, declaró que "estamos en una situación de sequía donde año tras año vamos viendo cómo se va restringiendo la disponibilidad del recurso hídrico a raíz de la escasez de nieve en la montaña, y esto nos obliga a poner la cabeza y pensar en salir adelante por arriba del problema".

En ese marco, impulsará un "plan de sequía" para que lo trate en la Legislatura, que apuntará a gestionar el agua de una forma más restrictiva teniendo en cuenta este panorama de escasez, donde cada litro de agua hay que empezar a cuidarlo como oro.

Comentarios